foto reportaje

RAYUELA

Todos los años, los dos primeros días del mes de noviembre, millones de mexicanos en todo el mundo se preparan para recibir a sus muertos.

Por: Miguel Dimayuga* 

El Día de los Muertos es una tradición sincrética entre la prehispánica de recibir a los visitantes que vienen del mictlán con costumbres llegadas del viejo mundo, España y Filipinas, principalmente. En todas las casas es común colocar un altar con todo lo que en vida les gustaba a los visitantes además de las flores de muertos, o cempasúchil, cuyo olor y color atrae a las almas del más allá.

El primero de noviembre llegan las almas pequeñas y el 2 las de los adultos. Es tradición también visitar el panteón, ir a convivir con los seres queridos que han dejado el plano terrenal: hablar con ellos, comer y hasta tomarse una copita por todos los momentos que fueron, con la promesa de, algún día, reencontrarse en el mictlán. 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

DiaDeMuertos1

 

*Fotoperiodista con más de 20 años de experiencia. Colaboró con el periódico El Sur en Acapulco, la agencia Cuartoscuro y la Revista Caras, entre otros medios. En febrero de 2006 se incorporó a la revista Proceso, semanario donde labora hasta la fecha. Su trabajo ha sido publicado en portadas de libros, periódicos, revistas y en otros medios mexicanos e internacionales. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 2014. Sus fotografías han sido expuestas en muestras colectivas en el Museo de la Ciudad de México, el Museo Franz Meyer, el Centro de la Imagen y la Galería Abierta de las Rejas del Bosque de Chapultepec.

Foto reportaje