Investigación

SUBRAYA

Crónica de Sabaletas, Buenaventura, una tierra afro donde los paramilitares también sembraron el terror y la muerte hace dos décadas. Hoy, en medio de la búsqueda de la verdad las familias levantan el velo del silencio y cuentan detalles de lo que vivieron.

Por: Paula Sánchez
Especial para la Revista RAYA

“Yo le debo mucho a esa mujer que está ahí en la foto. Disculpen si lloro, pero me duele mucho. La muerte de mi mamá es muy reciente”, dice Alicia* secándose las lágrimas y mirando el retrato de Martha dispuesto en la mitad del círculo humano formado en el centro del salón comunal de Sabaletas, corregimiento n.° 8 de Buenaventura.

masacresabaleta3

Liliana* la agarra de la mano y la consuela. Marcela* las interrumpe y cuenta cómo vivió el duelo por la muerte de su propia madre, Camila*: “No hay un día en el que no me acuerde de mi mamá, de las cosas que nos decía, del geniecito que se mandaba”, y añade: “Lo que me conforta es que hice todo por ella y estuve ahí cuando me necesitó en sus últimos días. Y aunque estaba prohibido en la clínica, le llevaba a escondidas la comida que ella pedía, su mojarra, sus arepitas”.

Martha y Camila eran dos lideresas que sobrevivieron a las dos masacres que se cometieron en el corregimiento n.° 8 de Buenaventura, en mayo del año 2000 y en junio de 2003. Eran dos mujeres aguerridas, luchadoras, que juntaron a su comunidad, a pesar del miedo, para exigir sus derechos. Ellas se murieron esperando justicia y una reparación que no han llegado. Tampoco obtuvieron ni la verdad ni las garantías de no repetición que les permitieran vivir tranquilas en su territorio.

El 14 de junio de 2003, paramilitares del Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) irrumpieron en el corregimiento y asesinaron a seis personas, entre ellas al esposo de Alicia, e hirieron a por lo menos doce más. Pero esta no fue la única masacre que enlutó a esta comunidad. Tres años antes, la madrugada del 11 de mayo de 2000, un grupo de ochenta paramilitares del mismo bloque de las AUC, después de pasar varios retenes del Ejército Nacional y la Infantería de Marina, asesinaron con lista en mano a nueve personas y desaparecieron a tres más, una de ellas menor de edad.

Fue tal el terror de los pobladores de esta región a orillas del río Anchicayá que aproximadamente 3.200 personas se desplazaron forzadamente luego de la primera masacre, y quienes habían retornado al territorio volvieron a desplazarse después de la segunda.

masacresabaleta2

 

Desplazamiento, despojo y revictimización: las huellas de las masacres

“Yo de aquí no me muevo; si me van a matar, que me maten en mi casa. Yo ya sufrí mucho en la ciudad, allá no les gustan los negros que vienen de Buenaventura”. Así se expresa Margarita* en el comadreo que surge dentro de la comunidad cuando aprovecha la juntanza para desahogar sus miedos, dolores y preocupaciones. Ella fue herida en la masacre del año 2000 y poco después se desplazó hasta Cali, donde dice que conoció el racismo, el hambre y la humillación. Luego de dar muchas vueltas y de sufrir muchas necesidades, decidió volver a su casa en Guaimía, vereda vecina de Sabaletas, que también conforma el corregimiento No. 8 de Buenaventura, a pesar de las precarias condiciones de seguridad y la falta de garantías de no repetición de los hechos violentos. Con todo, ella fue afortunada al lograr conservar su casa, pues muchos no encontraron nada cuando retornaron al corregimiento.

Margarita todavía está luchando para acceder a una reparación administrativa a través de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, pero a duras penas ha conseguido un papel que la acredita como víctima. Además, tiene temor de exponerse mucho cuando hace sus reclamos: “Una personera me dijo que no volviera a hablar de mi caso, que, si yo me quería, mejor me olvidara de eso, porque a todos los que resultamos heridos en las masacres nos tienen fichados”.

masacresabaleta1

 

Un largo proceso judicial en estrados nacionales e internacionales

Lastimosamente, las noticias no son buenas para este grupo de víctimas del conflicto armado. Ninguno de los procesos judiciales que se adelantan actualmente en la justicia ordinaria por las denominadas “masacres de Sabaletas” han avanzado lo suficiente como para satisfacer sus derechos, y los determinadores de estos crímenes siguen en la impunidad. A pesar de los indicios, que apuntan a la responsabilidad de agentes estatales, las investigaciones de la Fiscalía solo han vinculado a David Famiglietti, alias El Capi, un oficial retirado del Ejército, comandante encargado al momento de la incursión paramilitar; y no ha esclarecido la responsabilidad de otros integrantes de la fuerza pública en la planeación y ejecución de las masacres.

Ante la falta de progresos en la justicia nacional, en marzo de 2019 la Comisión Colombiana de Juristas -CCJ-, representante de las víctimas, presentó el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -CIDH-; sin embargo, está pendiente de admisión y a la espera de que esta entidad le notifique al Estado colombiano. Esto podría explicarse en parte por la gran congestión que tiene el Sistema Interamericano de Derechos Humanos actualmente.

Este mes se cumplieron 20 años de la masacre perpetuada en el año 2003, y el mes pasado se cumplieron 23 de la masacre ocurrida en 2000. Han sido dos largas décadas de espera y resistencia, y el horizonte sigue siendo desolador. Si todo sale bien, los abogados calculan al menos seis años más de litigio en la CIDH para lograr un informe de fondo que declare la responsabilidad del Estado colombiano. Y en la justicia penal nacional ni siquiera hay un pronóstico porque las investigaciones no avanzan al ritmo que deberían. Mientras tanto, las víctimas directas están muriendo y le están legando la lucha a sus hijas e hijos, quienes esperan no envejecer sin antes obtener la satisfacción de sus derechos.

“Me llena de tristeza ver el poco avance de la justicia. A mí ni siquiera me importa la plata, yo lo que quiero es que se haga justicia por tanto sufrimiento que padecimos”, finaliza Alicia.

*Nombres cambiados para proteger la identidad de las víctimas.

*Paola Sánchez Cepeda – Comisión Colombiana de Juristas

Aporta en nuestra Vaki y ayudanos a seguir haciendo periodismo independiente, crítico y de calidad.

logo vaki footer

Relacionados
Investigación
La ganadería que mata ecosistemas y lava dinero del narco: el caso de alias “Toto Ariza”
La ganadería que mata ecosistemas y lava dinero del narco: el caso de alias “Toto Ariza”
Por medio de la falsificación de placas de vehículos y los documentos de inspección sanitaria, empresas ganaderas como Agropecuaria El Búfalo de alias “Toto Ariza”, socio de alias “Ñeñe Hernández”, se legalizaron miles de millones de pesos fingiendo exportar ganado vivo y carne en canal, mientras que los ecosistemas, como los humedales, se ven afectados. Una práctica que en realidad se hace para justificar el incremento patrimonial. A pesar de que la Fiscalía tiene información de las movidas...
Leer mas ...
“Los buzos de la cocaína”, lo que la fiscal Marta Mancera quiere ocultar sobre “Pacho Malo”
“Los buzos de la cocaína”, lo que la fiscal Marta Mancera quiere ocultar sobre “Pacho Malo”
RAYA revela la identidad de otros dos funcionarios del CTI de Buenaventura, los cuales están señalados de ser socios de alias “Pacho Malo” en la contaminación de buques, a través de buzos, en el puerto de Buenaventura. A pesar de que la Fiscalía conoce estos detalles, la fiscal Marta Mancera aseguró que sólo lo capturaron por delitos de contrabando de textiles. RAYA revela fotografías en las que alias “Wito”, señalado narco, y alias “Pacho Malo” están relacionados desde el 2010. Por: Unidad...
Leer mas ...
Pesca de Tiburones: entre tradición y conservación
Pesca de Tiburones: entre tradición y conservación
Una resolución del Ministerio de Agricultura, que permite la comercialización de tiburones y rayas capturadas incidentalmente, desató un debate entre defensores de la seguridad alimentaria y la conservación de los ecosistemas marinos. Mientras las comunidades costeras celebran la medida por su impacto económico, grupos ambientalistas expresan preocupación por el riesgo para las poblaciones de tiburones y el equilibrio ecológico. El dilema entre tradición y conservación requiere encontrar...
Leer mas ...
No hay otro bosque para los monos
No hay otro bosque para los monos
Uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos de los últimos tiempos en Colombia, el Puerto Bahía Colombia de Urabá o Puerto Antioquia, se vendió como una gran promesa de desarrollo sostenible para el país. Sin embargo, expertos en conservación advierten que el trazado de la vía necesaria para ponerlo en operación terminará de fragmentar un delicado ecosistema en donde habitan dos especies amenazadas de primates. Periodista: Camilo Alzate González - Baudó Agencia Pública Ilustración...
Leer mas ...
Cartago: una fosa común de menores inocentes que secuestró la mafia
Cartago: una fosa común de menores inocentes que secuestró la mafia
El secuestro y desaparición de más de 17 jóvenes inocentes (10 de ellos menores) en Cartago (Valle del Cauca), en los últimos cuatro años, cuatro de ellos encontrados enterrados cerca del pueblo y con señales de violencia sexual, revela un entramado de crimen e impunidad que se mezcla entre los herederos del Cartel del Norte del Valle y la negligencia, incluso complicidad, de la Fiscalía. Las madres constituyeron una asociación de desaparecidos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos...
Leer mas ...
Las ocho víctimas del médico abusador que la Fiscalía no capturaba 
Las ocho víctimas del médico abusador que la Fiscalía no capturaba 
El caso de un médico que abusó de ocho menores de edad pone de relieve la negligencia con la que la Fiscalía investiga y los jueces sancionan este delito. Durante 15 años Edward González Saavedra actuó en total impunidad hasta que la última víctima lo denunció en noviembre de 2023 en Cali, lo que provocó su captura en febrero pasado. Según el Instituto de Medicina Legal, en 2023 se practicaron 18.051 exámenes por presuntos delitos sexuales contra menores. Por: Fabiola León Posada
Leer mas ...
Alias “Pitufo”, el señalado contrabandista que habría sobornado a la Fiscalía para ser intocable
Alias “Pitufo”, el señalado contrabandista que habría sobornado a la Fiscalía para ser intocable
La Revista RAYA revela un informe secreto de inteligencia que perfila a Diego Marín Buitrago como el “Zar del contrabando”. Marín es señalado de sobornar a fiscales del Valle del Cauca, entre ellas, la Fiscal General encargada Marta Mancera, quien fue señalada por un anónimo que dijo ser exagente de la Policía Fiscal y Aduanera, de impedir que quemaran la mercancía incautada a alias “Pitufo”. Una nueva denuncia anónima de 2022 reitera que alias “Pitufo” es un intocable para la Fiscalía al...
Leer mas ...
Esteban Arteaga, el ideólogo que puso a Carlos Castaño y Antonio García a hablar de paz entre el ELN y las AUC
Esteban Arteaga, el ideólogo que puso a Carlos Castaño y Antonio García a hablar de paz entre el ELN y las AUC
Esteban Arteaga, integrante del ELN, fue secuestrado por hombres de la banda criminal ‘La Terraza’, quienes recibían órdenes de Carlos Castaño, para forzar un diálogo con esa guerrilla. Su muerte y desaparición aún son un misterio. El cese al fuego entre las fuerzas del Estado y el ELN se prorrogó por seis meses más; sin embargo, tiene un escollo: las quejas de la guerrilla por el rearme paramilitar en diferentes regiones. Por: Camilo Alzate González Investigador Revista RAYA
Leer mas ...
Vicefiscal Marta Mancera sí encubre a directivo del CTI señalado de narco y estas son las pruebas
Vicefiscal Marta Mancera sí encubre a directivo del CTI señalado de narco y estas son las pruebas
La Revista RAYA revela el último informe que hizo el agente del CTI asesinado en Cauca, Mario Fernando Herrera, mientras desarrollaba una investigación encubierta contra narcotraficantes. En él está incluido el director del CTI de la Fiscalía de Buenaventura, Francisco Javier Martínez Ardila, alias “Pacho Malo”, a quien la vicefiscal Marta Mancera ha tratado de encubrir. Herrera describió cuál es el rol de “Pacho” dentro de la banda criminal y lo ubicó en el centro del organigrama. Revelamos...
Leer mas ...
Más allá de los incendios forestales: soluciones reales para abordar las crisis ambientales
Más allá de los incendios forestales: soluciones reales para abordar las crisis ambientales
Después de que una serie de incendios afectaron distintas regiones del país, incluida la capital, la ciudadanía ha planteado discusiones alrededor del fenómeno del Niño y la crisis climática en redes sociales. Sin embargo, este es un problema de antaño y frente a ello nos preguntamos ¿cuáles son las posibles respuestas ante la crisis? Por: Daniela Mendoza Olarte - Censat Agua Viva - Área de Selvas y Biodiversidad
Leer mas ...
Gorgona, entre la militarización y la salvaguarda
Gorgona, entre la militarización y la salvaguarda
RAYA recorrió Guapi y Bazán, dos comunidades ancestrales relacionadas con la isla Gorgona, con el fin de conocer en qué va la construcción de la subestación de guardacostas de la Armada Nacional, un proyecto financiado con dinero de los Estados Unidos. En septiembre pasado un helicóptero con funcionarios de ese país aterrizó en la isla y las comunidades volvieron a denunciar que esa base militar convertirá la isla en un territorio de guerra a costa de la biodiversidad, la ciencia y la cultura....
Leer mas ...
La campaña de desprestigio contra la senadora Piedad Córdoba
La campaña de desprestigio contra la senadora Piedad Córdoba
Este reportaje fue publicado en el libro “Chuza DAS: ocho años de espionaje y barbarie” , escrito por el periodista e investigador Julián Martínez. Devela, con documentos, cómo vivió ese capítulo oscuro de la política colombiana la senadora de izquierda Piedad Córdoba Ruíz. “El ensañamiento tenebroso de Uribe”, lo calificó la senadora. Por: Julián F. Martínez
Leer mas ...
Este es el testimonio paramilitar que enreda al presidente del Congreso, Iván Name, con compra de votos y crímenes de “Los Rastrojos Costeños”
Este es el testimonio paramilitar que enreda al presidente del Congreso, Iván Name, con compra de votos y crímenes de “Los Rastrojos Costeños”
La revista RAYA publica el testimonio completo del paramilitar Juan Manuel Borré Barreto, alias “Pistón” o “Javier”, fundador de “Los Rastrojos Costeños”, el cual hace parte de las pruebas que tiene la Corte Suprema y por el que iniciaron indagación contra el presidente del Congreso, Iván Name. El testimonio estuvo en poder de la Fiscalía desde 2014 y allí Borré habla de compra de votos y asesinatos por dineros robados. Por: Unidad Investigativa Revista RAYA
Leer mas ...
Estos son los miembros de “Los 12 Apóstoles”, el grupo paramilitar de Santiago Uribe
Estos son los miembros de “Los 12 Apóstoles”, el grupo paramilitar de Santiago Uribe
Revista RAYA revela las fotografías de los integrantes del grupo paramilitar Los 12 Apóstoles, las cuales reposan en un documento inédito de la Fiscalía que perfila con nombre, cédula, alias y estado judicial a 38 personas, entre ellas Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe. Aunque el exmandantario pretende sembrar la duda de la existencia del grupo ilegal, RAYA presenta a sus miembros y publica las declaraciones de paramilitares que incriminan al hermano menor del expresidente....
Leer mas ...

¡Tú también párate en la RAYA!
Aporta en nuestra Vaki y ayúdanos a seguir haciendo periodismo independiente, crítico y de calidad.

logo vaki footer