Investigación

SUBRAYA

Revista RAYA revela el expediente de la Convivir Guaymaral, que constituyó en 1996 Jorge Gnecco y el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso para desangrar el norte de Colombia. Tenía sede en Guaymaral, una lujosa zona campestre en el norte de Bogotá, y operaba en el Cesar y Magdalena. La Fiscalía tiene testimonios de paramilitares que señalan a Lucas Gnecco, su hermano, como cómplice de dos masacres cometidas en ese departamento y por esa misma época. Sin embargo, no lo investigan.

Por: Edinson Arley Bolaños

Esta semana el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, desde Estados Unidos donde está en prisión, volvió a sacudir la verdad que se esconde detrás de la expansión del paramilitarismo en Colombia. Mencionó que las Cooperativas de Vigilancia y Seguridad Privada, conocidas como Convivir, fueron un pilar decisivo en la consecución de armas del Estado para ejecutar masacres y otro tipo de operaciones ilegales; incluso, reveló que, a finales de 1997, cuando operaba en el Cesar con armas de la Convivir Guaymaral, él y sus hombres fueron detenidos y luego liberados por colaboración del entonces coronel Óscar Naranjo, quien era jefe de inteligencia de la Policía Nacional. La Revista RAYA revela el expediente de esa Convivir, el listado de armas que el Estado les prestó y la historia de las dos masacres que se le atribuyen a Mancuso y a los hermanos Jorge y Lucas Gnecco, pero las cuales la Fiscalía no ha investigado a pesar de contar con testigos de los hechos.

Esta historia empezó el 5 de septiembre de 1996, justo el día en que Salvatore Mancuso, Jorge Gnecco y Gustavo Cerchar, fueron a la Notaria 29 de Bogotá donde constituyeron la sociedad Guaymaral Ltda., con la que hicieron negocios, despojaron de sus tierras a campesinos, abrieron cuentas bancarias y tramitaron todos los permisos para obtener las armas del Estado. El domicilio principal se constituyó en Guaymaral, una zona de lujosas casas campestres en el norte de Bogotá, pero crearon sucursales para operar en la vereda Tukurinka (Magdalena), en plena zona bananera, en los municipios de Bosconia y Valledupar (Cesar) y en el área rural del norte del Cesar. Incluso, la sociedad Guaymaral dejó la puerta abierta para crear sucursales en otras partes del país o en el exterior, dice la escritura.

Documento de constitución de la sociedad Guaymaral Ltda

El objeto social de la sociedad Guaymaral abarcaba desde promover la seguridad, la educación, la salud y la recreación, hasta arrendar, vender, enajenar o gravar toda clase de bienes muebles o inmuebles con el ánimo de procesarlos, venderlos o explotarlos. Todo un Estado paralelo que se fue afianzando como una fuerza que asesinó a miles de colombianos con las mismas armas privativas de las Fuerzas Militares. En este caso, Gnecco, Mancuso y Cerchar, el 30 de agosto de 1996, quince días antes de crear legalmente dicha sociedad comercial, le remitieron una carta al superintendente de vigilancia de la época, Herman Arias Gaviria, implorando para que les autorizara la compra de 15 subametralladoras, 15 pistolas 9 milímetros y 5 escopetas de repetición. Fungiendo bajo una sociedad que en ese momento no existía en la legalidad. Así lo dejan ver los documentos de la época.

Documento de constitución de la sociedad Guaymaral Ltda. y la solicitud de armas de Gnecco, Mancuso y Cerchar

El expediente de Guaymaral se fue robusteciendo y quince días después de esa petición quedó otro rastro de complicidad para que las Convivir crecieran con prontitud. Gnecco solicitó, ahora sí, la legalización de la Convivir Guaymaral el 16 de septiembre de 1996. Dos días después el Superintendente Arias expidió la resolución para que dicha sociedad empresarial tuviera un permiso para la operación de lo que legalmente se llamaba un Servicio Especial de Vigilancia y Seguridad Privada. En ese momento, Mancuso ya era uno de los comandantes de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu) junto con Carlos y Vicente Castaño. Muy rápido el superintendente Arias, dos días después, el 18 de septiembre de 1996, expidió una resolución y le otorgó licencia de funcionamiento a la Convivir de Gnecco, Mancuso y Cerchar.

Las dos masacres

Bajo el nombre de Guaymaral la Supervigilancia les aprobó 10 subametralladoras y 10 pistolas 9 milímetros, las cuales fueron entregadas a Gnecco por el Comité de Armas del Ministerio de Defensa, actualmente el Departamento de Control y Comercio de Armas del Ejército. Los documentos muestran que el Estado les prestó más armas, pero el expediente está incompleto y no existe registro de si devolvieron todas las armas que adquirió dicha Convivir. En paralelo, Mancuso se reunió con “las personas ricas del Cesar, en la casa de Lucas Gnecco, en un encuentro que propició Jorge Gnecco. Incluso, era la casa del centro de operaciones donde yo dormía. Nos lo facilitó Jorge Gnecco y quedaba en el mejor barrio de Valledupar, Novalito. Ahí teníamos la base, de ahí salían los urbanos nuestros a ejecutar acciones en el Cesar”, dijo Mancuso esta semana en su declaración para la Justicia Especial para la Paz (JEP) desde Estados Unidos.

gneccoymancuso3

Expediente Convivir Guaymaral. Permisos de porte de armas

 

Una de esas operaciones, que terminó en masacre, sucedió justo para los días en que Gnecco, Mancuso y Cerchar recibieron las veinte armas del Estado. La Fiscalía tiene en su poder el testimonio del paramilitar Hernando de Jesús Fontalvo Sánchez, alias "Pájaro", el cual coincide con lo relatado esta semana por Mancuso, respecto a la gran influencia que ejercieron en favor del paramilitarismo distintas familias prestantes del Cesar, La Guajira, Magdalena, Córdoba. Una de ellas, la familia Gnecco.

En su testimonio, entregado a un fiscal de Justicia y Paz, alias “Pájaro” relató que en la noche del 26 de octubre de 1996 se reunieron en la casa de Nelson Gnecco, hermano de Lucas y Jorge, para planear el operativo y escuchar a la informante que llevaba el listado de personas que supuestamente eran miembros de la guerrilla. “La “Maye” señala a las personas que tenían vínculos con la guerrilla. La reunión fue en la casa de Nelson Gnecco, la casa tiene la entrada por la parte de atrás, tiene un quiosco, una piscina, unos palos de mango”, afirmó el 24 de marzo de 2010, fecha en que la Fiscalía registró como indiciado de esta masacre, en la categoría de tercero civil, al exgobernador Lucas Gnecco Cerchar, a Mirielza Quintero Trujillo (Maye) y a su hija Zhuli María Leal Quintero.  

gneccoymancuso4

Listado de la Fiscalía donde Lucas Gnecco quedó registrado como indiciado en la masacre de Media Luna.

En la madrugada del 27 de octubre de 1996 arribaron al corregimiento Media Luna del municipio de San Diego (Cesar) más de 60 hombres armados tras una orden de Mancuso. Así narró alias “El Pájaro” la llegada al lugar de la masacre: “Llamamos a Mancuso, él llega con “Jorge 40”, hablan con “Maye”, ella les dice quiénes son (los supuestos guerrilleros) y Mancuso manda alistar la gente, a Baltazar que estaba en El Difícil. Se coordina con el comandante del Batallón La Popa y el comandante de Policía de Valledupar, porque iban a pasar varios carros armados. Ellos llegaron a Rio Seco con la gente del “Negro Medina” en 4 camionetas, eran aproximadamente 60 hombres de la “Urbana de Valledupar”: el Puma, Juan Bautista, Brayan, Camilo y yo. Tomamos rumbo a Media Luna. Mancuso se queda con Jorge 40, nosotros seguimos a Media Luna, llegamos a las 2 de la mañana, cuando entramos la guerrilla sí había estado en el pueblo. La primera persona que se saca es un señor que vendía café, se saca un Suzuki Rojo, lo mata Baltazar, se le quita un revolver. Otro fue el señor del matadero, lo sacó el “Negro Medina”. La gente la muestra “Maye”, Marielza Quintero Trujillo y su hija Zuly”, aseguró.

Después narró el asesinato de un niño, a manos de uno de sus compañeros que porque supuestamente pensó que se trataba de un adulto. “La orden de “Baltazar”, no hubo violaciones. Llegamos a una fiesta, sale un señor borracho y se mata, lo mató “Camilo”; también muere ahí el niño Carlos Uriel, que lo mata “Baltazar”, por error, porque el niño salió corriendo y pensó que era una persona adulta. “Baltazar” duró afectado por esa muerte, al igual que todos”. Finalmente, confesó dónde enterraron los cadáveres de las víctimas: “Se ordenó embarcar, iba un señor herido; llegamos a Brasiles, ahí estaba el Ejército, nos abre paso, tomamos una trocha de Verdecia, ahí yo le digo a “Baltazar” que iba una persona mal herida, seguimos para El Difícil (Magdalena). Entramos al pueblo, llegamos a una finca y se baja la gente y se entierra ahí”, concluyó alias “Pájaro”. En esta operación fueron asesinadas tres personas y otras cuatro aún están desaparecidas.

A principios de 1997, cuando los paramilitares se empezaron a llamar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en La Guajira fueron capturados por un policía recién graduado Salvatore Mancuso junto con Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40. Estaban con escoltas y armas de la Convivir Guaymaral, por lo que Mancuso decidió llamar por radio y poner la queja ante el comandante Carlos Castaño. Según el excomandante paramilitar, en su última declaración esta semana desde Estados Unidos, en la gestión para que los liberaran ayudó el coronel Rozo José Serrano y el entonces coronel Óscar Naranjo, altos mandos de la Policía en ese momento. Naranjo luego se convirtió en General y vicepresidente de la República. “Llamo a Carlos Castaño y estoy con Rodrigo Tovar detenidos. Venía René Ríos, comandante de ese momento, y nos van a llevar a la estación de Policía. Y sino se resuelve nos mandan a una cárcel. Y dijo: déjame yo llamo a Serrano y llámate a Naranjo. Y mandó al coronel Danilo González a que nos liberara. Tuvimos que organizar ese tema con el juez y el fiscal y hasta nos disfrazó de policía y dejamos allá al “Pájaro” y al “Puma” porque nos los pidieron. Salimos disfrazados de policía y ahí me recoge un capitán de policía que me escolta”.

Sobre el particular, la Revista RAYA habló con el general Naranjo. Dijo que “Serrano fue requerido por la Fiscalía y acreditó toda la documentación que prueba que el teniente que capturó en La Guajira a Mancuso y a otros siete más los puso a disposición de un fiscal y ese fiscal fue procesado y condenado por haberlos puesto en libertad, pero la verdad es que la policía no los liberó, ni hubo intermediación mía, porque yo en ese momento no tenía jurisdicción sobre La Guajira, yo trabajaba en inteligencia”. Incluso, fue más allá y reveló que el argumento de Mancuso para salir bien librado ante el fiscal fue que las armas pertenecían a la Convivir Guaymaral.

Durante todo el año 97 Mancuso, Gnecco y Cerchar tuvieron armas del Estado para sus operaciones ilegales. A finales de ese año el debate nacional e internacional contra las Convivir y sus prácticas había escalado a unos niveles insospechados. Ya para inicios de 1998 la Supervigilancia había reformado el decreto de las Convivir y les exigía muchos más requisitos que hicieron que Jorge Gnecco renunciara a la licencia. Los requisitos iban desde los nombres de personas que portaban las armas hasta su ubicación. En el orden de las páginas del expediente, posterior a este hecho existe un acta sin fecha con la que Gnecco habría entregado 18 de las 20 armas. El documento fue diligenciado a mano y firmado por Jorge Antonio Gnecco. Firmó ese documento y postergó la entrega de los permisos de las armas. Finalmente, la licencia fue cancelada por la Supervigilancia.

Un mes más tarde, el 20 de agosto de 1998, Gnecco envió una enérgica carta a la Supervigilancia y dejó claro por qué renunciaba a la licencia: “a raíz de la imposibilidad para operar con armas de fuego de la magnitud de las utilizadas por grupos subversivos, la demora del gobierno en su reglamentación, las críticas internacionales sobre el funcionamiento de las llamadas Convivir”.

gneccoymancuso5

Expediente Convivir Guaymaral. Carta de renuncia de Gnecco a la licencia y porte de armas

Para ese año Lucas Gnecco fue elegido gobernador del Cesar por segunda vez. Cargo en el que terminó investigado por corrupción y luego de un largo juicio el año pasado fue condenado por la Corte Suprema de Justicia tras probarse que se robaron dineros públicos que estaban destinados a la reparación de carreteras de los campesinos de Bosconia y Pueblo Bello (Cesar). Su paso por la Gobernación también concluyó con el asesinato de su hermano Jorge, quien había sido socio de Mancuso y quien tenía para ese entonces como jefe de escoltas al hasta hace tres años jefe de una banda criminal: “Marquitos Figueroa”. Socio del “Ñeñe Hernández” y de otro Gnecco, Armando, actualmente en juicio por asesinato. Jorge Gnecco fue asesinado por hombres del Bloque Norte de las AUC el 11 de agosto de 2001.

Hacia finales de 2003 sucede la otra masacre en la que aparece señalado el exgobernador Lucas Gnecco Cerchar. Según una declaración de 2019, del paramilitar Jhon Jairo Hernández Sánchez, alias Daniel Centella, miembro del Frente Mártires del Cacique Upar, en la finca Eliana María o La Amarilla, de propiedad de Gnecco, estuvieron secuestrados los señores Héctor Luis Montero Malo, un líder indígena wiwa; Antonio Marcelino Mendoza Daza; Javier Navarro Becerra y José Daza Loperena. “Se les mantuvo oculto durante cinco días, por lo menos, en predios de la finca Eliana María o La Amarilla, situada en la región de Callao, de propiedad del señor Lucas Gnecco Cerchar y para la época administrada por quien nombré como Federico Saad”, dice testimonio plasmado en el documento de la Fiscalía de Justicia y Paz.

gneccoymancuso6

Sentencia contra alias Daniel Centella, del Frente Cacique Upar de las AUC,
en la que queda consignada su confesión respecto al papel de Lucas Gnecco en la masacre de Mincas del Iraca

Esta masacre es conocida como Minas del Iracal, nombre de la comunidad que estaba asentada a 50 minutos de Valledupar y que terminó desplazada luego de la matanza. Según ese mismo testimonio, la suerte final de las cuatro personas retenidas fue la muerte. “Igualmente admitió que “alias 39”, comandante del frente, ordenó que se les causara su muerte, cumplida por “alias 38”, comandante del grupo de Pueblo Bello”, resalta el documento.

Han pasado 25 años desde que se perpetró la masacre de Media Luna y el fantasma de los determinadores aún sigue esperando en los sótanos de la Fiscalía. Lucas Gnecco tan solo ha sido condenado en tres oportunidades por la Corte Suprema de la Justicia por “constreñimiento” al elector en 2000 y luego por la corrupción que lideró en su gobernación en el fraccionamiento de 101 contratos que estaban destinados a centros educativos. Gnecco tenía una sentencia de 24 años, pero la Corte el año pasado dejó su condena en 5 años y, tras argumentar un estado de salud precario, le concedieron pagar la sentencia en su casa de siempre en Valledupar.

Para llegar a esa meta no la tuvo tan fácil, aunque en ese camino también dejó evidencia de sus alcances en los altos niveles de la justicia. El fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, extraditado a Estados Unidos por corrupción, fue el apoderado de Gnecco desde julio de 2015. Cuando Moreno prendió el ventilador del “cartel de la toga” aseguró que el actual senador del partido de la U José Alfredo Gnecco, hijo de Lucas, sobornó con $150 millones a magistrados del alto tribunal para dilatar el proceso de su padre el exgobernador. Entre tanto, por los delitos de lesa humanidad la Fiscalía no investiga a Lucas Gnecco, a pesar de que existan los testigos, las víctimas y los hechos de dos masacres. ¿Qué más hace falta para que actúe la justicia?

gneccoymancuso7

De izquierda a derecha: Jorge Gnecco, Salvatore Mancuso y Lucas Gnecco.

* Espere la segunda parte de esta investigación en la siguiente edición.

Aporta en nuestra Vaki y ayudanos a seguir haciendo periodismo independiente, crítico y de calidad.

logo vaki footer

Relacionados
Investigación
Ataques a la prensa y empresas paralelas: los legados de Dolly Montoya en la “Nacho”
Ataques a la prensa y empresas paralelas: los legados de Dolly Montoya en la “Nacho”
El próximo primero de mayo, Dolly Montoya dejará la rectoría de la Universidad Nacional y sería reemplazada por su vicerrector, Ismael Peña. Antes de ello, la rectora le deja a la universidad una empresa de papel para tercerizar funciones de sus institutos anexos, la cual ha recibido más de $90.000 millones en solo tres meses. Además, revelamos un audio en el que le dice “basura” al trabajo de la Revista RAYA. Por: Unidad Investigativa Revista RAYA
Leer mas ...
Rionegro: el sistema de transporte no existe, pero Andrés Julián Rendón se gastó más de $36.000 millones
Rionegro: el sistema de transporte no existe, pero Andrés Julián Rendón se gastó más de $36.000 millones
El Sistema Operativo de Movilidad del Oriente Sostenible (SOMOS) se creó durante la alcaldía del hoy gobernador de Antioquia, Andrés Julián Rendón, como una empresa para articular el transporte en el Oriente antioqueño. Ocho años después y $36.000 millones gastados, SOMOS sigue sin cumplir con la construcción de una terminal, la puesta en marcha de un sistema integrado de transporte y el proyecto de un tren ligero. Contraloría y Fiscalía investigan. Por: Unidad Investigativa Revista RAYA
Leer mas ...
Universidad Nacional: entre la “rosca” y salarios de $68 millones
Universidad Nacional: entre la “rosca” y salarios de $68 millones
Mientras el paro indefinido en la Nacional se agudiza, RAYA conoció documentos y denuncias sobre salarios de docentes de hasta 68 millones de pesos, bonificaciones adicionales y viáticos concentrados en pocos profesores, algunos de los cuales fueron decisivos en la cuestionada elección de Ismael Peña como rector. Ellos pertenecen a las facultades que, desde hace décadas, mantienen el poder de la principal universidad pública del país. Por: Unidad Investigativa Revista RAYA
Leer mas ...
Los elefantes blancos que podrían llevar a la cárcel al Gobernador de Antioquia
Los elefantes blancos que podrían llevar a la cárcel al Gobernador de Antioquia
RAYA revela el expediente contra Andrés Julián Rendón, que reposa en la Fiscalía Cuarta Delegada ante la Corte Suprema, el cual tiene las pruebas que demuestran que el entonces alcalde de Rionegro direccionó dos contratos para construir unas subestaciones de Policía sin el aval de esa institución y las cuales hoy están abandonadas. En octubre pasado estuvo a punto de ser imputado por una fiscal de Medellín, pero 15 días antes de las elecciones su abogado hizo una jugada. Hoy, las carpetas...
Leer mas ...
El paseo de la muerte de la reforma a la salud
El paseo de la muerte de la reforma a la salud
La reforma a la salud del Gobierno no logró salvarse en el legislativo y el sistema sigue en cuidados intensivos. El lobby de las EPS en el Congreso y sus financiaciones a partidos políticos son la punta del iceberg de un modelo que tiene fallas estructurales desde hace décadas y que tiene como centro el negocio por encima de la salud como derecho fundamental. Por: Fabiola León Posada
Leer mas ...
La fortuna del condenado exalcalde de Bello y su círculo uribista
La fortuna del condenado exalcalde de Bello y su círculo uribista
En los últimos cuatro años el condenado exalcalde de Bello, Óscar Andrés Pérez, su esposa, su hijo y uno de sus mejores amigos, adquirieron cuatro apartamentos, una finca y una lujosa mansión en Rionegro (Antioquia). En paralelo, se ejecutaron los contratos, pero no se terminaron las obras que el exalcalde corrupto otorgó a dedo. El círculo íntimo de Pérez impulsó la campaña del actual gobernador de Antioquia, Andrés Julián Rendón, y ahora Pérez está en una cárcel administrada por la...
Leer mas ...
Elección de rector en la Universidad Nacional: lo antidemocrático se disfrazó de técnica
Elección de rector en la Universidad Nacional: lo antidemocrático se disfrazó de técnica
RAYA revela detalles inéditos de la elección del nuevo rector de la Universidad Nacional de Colombia y cómo se habría fraguado un plan para sacar de la contienda al favorito. A pesar de que la consulta de la comunidad universitaria la ganó el profesor Leopoldo Múnera, un método de ponderación cuestionado y un cambio de postura en la votación de la representante estudiantil y de profesores impuso la continuidad de la actual rectora Dolly Montoya. Por: Redacción Revista RAYA
Leer mas ...
El exalcalde de Bello en la cárcel y su heredera uribista en el poder con las obras inconclusas 
El exalcalde de Bello en la cárcel y su heredera uribista en el poder con las obras inconclusas 
Óscar Andrés Pérez, el exalcalde del Centro Democrático en Bello que logró posesionarse con brazalete de privado de libertad, hoy preso y condenado por corrupción, dejó como heredera a una subalterna que protege sus obras sin terminar. Fuentes de la zona y una denuncia ante la Presidencia de la República señalan que Pérez sigue manejando la alcaldía desde la cárcel. Varios de sus exfuncionarios fueron nombrados en altos cargos por Andrés Julián Rendón, el nuevo gobernador de Antioquia. Por:...
Leer mas ...
Candidato a vicefiscal general pidió la absolución del principal abogado de narcos en el Valle
Candidato a vicefiscal general pidió la absolución del principal abogado de narcos en el Valle
Gilberto Javier Guerrero le confirmó a la revista RAYA que su nombre está siendo evaluado por la Fiscal General Luz Adriana Camargo para ocupar el cargo de Vicefiscal. Guerrero es un fiscal del Tribunal de Cali que en 2015 pidió la absolución de Raimundo Tello, el jefe jurídico del condenado exgobernador del Valle, Juan Carlos Abadía, y reconocido abogado del parapolítico Juan Carlos Martínez Sinisterra. Se afirma que Guerrero es cercano a la fiscal Martha Mancera y a los señalados...
Leer mas ...
Mancera reestructuró la Fiscalía antes de que la Corte Suprema elija nueva Fiscal General
Mancera reestructuró la Fiscalía antes de que la Corte Suprema elija nueva Fiscal General
La revista RAYA y la Fundación Pares tuvieron acceso a nueve resoluciones que expidió un mismo día y en tiempo récord la fiscal general encargada, Martha Janeth Mancera. Las mismas reforman el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), le entrega un poder sin precedentes a la vicefiscalía y se lo arrebata a la nueva Fiscal General en propiedad que elegiría la Corte Suprema este martes. ¿Qué hay detrás? Por: Unidad Investigativa Revista RAYA con apoyo de la Fundación Paz y Reconciliación
Leer mas ...
Los negocios y propiedades de las parejas de “Pacho Malo”
Los negocios y propiedades de las parejas de “Pacho Malo”
Durante la audiencia de imputación contra el antiguo coordinador del CTI en Buenaventura, Francisco Javier Martínez Ardila, alias “Pacho Malo”, acusado de favorecer a la banda de contrabando de alias “Pitufo”, la Fiscal del caso llamó la atención sobre los ingresos y el nivel económico de “Pacho Malo”, que incluyen varios negocios familiares en cabeza de sus esposas y cuñadas. Aunque la Fiscalía no ha establecido plenamente cuáles son esos negocios, RAYA revela la identidad de ambas mujeres,...
Leer mas ...
Los intentos de asesinato en la cárcel al paramilitar testigo estrella contra los Name
Los intentos de asesinato en la cárcel al paramilitar testigo estrella contra los Name
RAYA revela el audio de la declaración que le entregó a la Corte Suprema, en octubre pasado, Juan Manuel Borré, alias “Pistón”, quien contó cómo después de entregar su declaración a la Fiscalía en 2014 sufrió dos atentados y fue asesinado su hijo menor. El pistolero de Salvatore Mancuso se ratificó en su complicidad con los senadores Iván y José David Name para cometer asesinatos y comprar votos en la Costa. Por: Julián F. Martínez
Leer mas ...
La oscura fiscal que favorece a la matrona Cielo Gnecco
La oscura fiscal que favorece a la matrona Cielo Gnecco
Nancy Martínez Iglesias en enero de 2023 salió del anonimato tras ordenar archivar una investigación por secuestro y homicidio contra Cielo Gnecco. Diez meses después, reversó la decisión de otro fiscal que ordenó capturar a la llamada matrona del Cesar. RAYA revela otra investigación por secuestro que la misma fiscal precluyó y que rodea al círculo político del clan Gnecco. Por estos hechos, la familia Kammerer Teherán se fue al exilio tras un atentado y recibir amenazas el año pasado. Por:...
Leer mas ...
La ganadería que mata ecosistemas y lava dinero del narco: el caso de alias “Toto Ariza”
La ganadería que mata ecosistemas y lava dinero del narco: el caso de alias “Toto Ariza”
Por medio de la falsificación de placas de vehículos y los documentos de inspección sanitaria, empresas ganaderas como Agropecuaria El Búfalo de alias “Toto Ariza”, socio de alias “Ñeñe Hernández”, se legalizaron miles de millones de pesos fingiendo exportar ganado vivo y carne en canal, mientras que los ecosistemas, como los humedales, se ven afectados. Una práctica que en realidad se hace para justificar el incremento patrimonial. A pesar de que la Fiscalía tiene información de las movidas...
Leer mas ...

¡Tú también párate en la RAYA!
Aporta en nuestra Vaki y ayúdanos a seguir haciendo periodismo independiente, crítico y de calidad.

logo vaki footer